Ella Se Acostó Con Una Serpiente Y Luego El Veterinario Le Dijo Algo Impactante « Todo Nathy
mayo 5, 2022

Ella Se Acostó Con Una Serpiente Y Luego El Veterinario Le Dijo Algo Impactante

La mayoría de los dueños de mascotas, sienten a estos animales como otro miembro más de su familia. Incluso a algunos les gusta tenerlos a su lado día y noche, ¡literalmente!

Por lo general, dormir con tu mascota no es un problema, especialmente cuando se trata de animales domésticos como gatos y perros. Pero, las personas con mascotas más exóticas, pueden pensarlo dos veces antes de invitarlas a compartir sus sábanas, o podrían terminar como la mujer de nuestra historia de hoy.

Ella tenía una serpiente pitón como mascota y estaba decidida a pasar el mayor tiempo posible con su reptil, pero esta decisión casi le cuesta la vida.

Para empezar, solía permitir que su serpiente se acostara sobre su cuerpo. Y durante años, el animal nunca hizo algún intento por dañar a su dueña. Así que, desde la perspectiva de la mujer, esto se debía a que tenían una relación especial.

Es cierto que mantener una relación positiva y afectuosa con tu mascota es una de las principales formas de generar confianza. Pero existe una diferencia entre los reptiles y los perros, más allá de su apariencia.

Desafortunadamente, ella lo descubrió de una manera aterradora. Todo comenzó cuando, un día, notó algo alarmante: su pitón había dejado de comer sin razón aparente. ¿Cuál era el problema? ¿Estaba enferma?

Preocupada por este cambio inesperado en el comportamiento de su querida serpiente, la mujer decidió llevarla al veterinario. Este le hizo una serie de preguntas sobre el comportamiento inusual de la pitón. Y fue allí, cuando admitió la serpiente dormía junto a ella todas las noches.

Al conocer esa información, el veterinario rápidamente se dio cuenta del problema.

La pitón había dejado de comer porque se estaba preparando para consumir una comida abundante. Pero… ¿qué era lo que planeaba digerir el reptil?

Sólo podría haber estado preparándose para comerse a su dueña mientras dormía. Absolutamente tenía que dejar de dormir junto al animal… o de lo contrario no viviría para ver otro día.

Sabiendo eso, la mujer se asustó mucho y decidió que finalmente la serpiente tendría que empezar a pasar sus noches en su terrario, lejos de su dormitorio